La vigesimosegunda edición del Festival Internacional de Arte en la Calle MUECA llegó a su destino este domingo, 12 de mayo, tras cuatro días de propuestas artísticas, participativas y solidarias que han puesto a funcionar la gran máquina de la alegría de Puerto de la Cruz. Así, la ciudad anfitriona se ha transformado, desde el pasado jueves, 9 de mayo, en un gran escenario al aire libre, al que ha asistido un público fiel que se contaba por miles, para disfrutar de medio centenar de espectáculos de circo, teatro, danza, música, literatura y otras actividades dinamizadoras. La creatividad, el arte y la complicidad desbordaron todos los rincones, gracias al trabajo que han desarrollado el Ayuntamiento y la plataforma ciudadana Cómplice MUECA. 

Para el alcalde de Puerto de la Cruz, Marco González, el balance vuelve a ser positivo. “Ha sido una 22 edición inolvidable, marcada por la magia, la alegría y la felicidad. Esta vez, utilizamos más que nunca el espacio público, llenando de creatividad cada rincón de esta ciudad. MUECA es una propuesta incomparable, en la que se mezcla el talento de quienes nos visitan, de esas compañías nacionales e internacionales, con el talento local, donde hay mucha identidad y un sinfín de oportunidades”. 

Para él, es “imposible” pensar en MUECA en otro municipio, porque “la ciudad tiene una relación con su patrimonio única”. “La apuesta de ir rincón a rincón ha sido muy importante también porque eso ha significado mayor sinergia entre todos los sectores que están implicados”, comenta. “El balance no puede ser más positivo. Solo me queda tener palabras de agradecimiento a esas personas que lo han hecho posible y al público que sigue siendo fiel a MUECA y nos ha demostrado que está más vivo que nunca”, finaliza. 

“Hay gente por todos lados, cuantificar el número de personas que ha acudido a esta cita es imposible”, sentencia Hortensia Hernández, residente de Puerto de la Cruz y miembro de la plataforma ciudadana desde sus inicios, hace 12 años. “Es tan difícil coordinar este Festival que solo podemos estar contentos con el resultado. Lo mejor es ver a la gente feliz por la calle, eso nos da la medida de que estamos haciendo un buen trabajo”. 

Para Hernández, MUECA ya cuenta con una identidad propia y un público fiel. Sin embargo, sigue sin tocar techo. “Se intenta que cada año el Festival se supere, aunque la tónica sea siempre la misma: arte en la calle, movimiento, alegría y reencuentros”. Ella, que ha visto la evolución en estos 12 años, asegura que “siempre se avanza y siempre se tiene margen de mejora”.  En este sentido, hace un nuevo llamamiento a las empresas locales. “Todos los establecimientos están llenos estos días y los hoteles reciben a personas de todas partes que solo vienen al Festival. Tenemos que darle un mayor valor a este hecho y apostar por esta cita con la cultura y la alegría. La ayuda de los empresarios es fundamental para MUECA, con esas aportaciones que recaudamos contratamos a gente de aquí, artistas y profesionales que hacen crecer nuestro Festival”, concluye. 

“Visitantes rusos querían entradas para ver a Abubukaka”

Para la Fundación Contemporánea, en su Observatorio de la Cultura 2023, MUECA es la mejor propuesta cultural de Canarias. Este título no sería posible sin el trabajo coordinado del centenar de personas que forman parte del equipo de producción, profesionales que protegen, ayudan y facilitan el trabajo a los artistas, y también al público. 

En el punto de información, ubicado en el Muelle, David García, junto a sus compañeros y compañeras, asumió la responsabilidad de guiar y aconsejar a miles de personas por la amplia programación del Festival. “Atendimos a visitantes extranjeros, pero también de otros municipios de Tenerife y de otras islas, que han venido exclusivamente a MUECA. El ambiente ha sido positivo, alegre, con mucho interés, buen rollo, ni una sola queja”, reporta al finalizar su trabajo este domingo. 

Las anécdotas se le acumulan, pero recuerda especialmente a un grupo de visitantes de Rusia que intentaban comunicarse a toda costa para comprar entradas para IGIC Incluido de Abubukaka. “Estaban fascinados con las risas, los aplausos y la música que se escuchaba desde el Espacio Muelle Aqualia”, rememora entre risas. 

Por su parte, para Carlos Brito, miembro del staff del Muelle Aqualia y uno de los controladores del acceso a este Espacio, “en estos cuatro días hemos disfrutado mucho con la alegría con la que la gente entraba a los espectáculos”. Este es su primer año dentro del equipo de trabajo del Festival. “Pensé que iba a ser complicado, pero ha sido maravilloso y hemos trabajado en armonía y muy cómodos”, subraya.   

 “Venimos de Cataluña y tardamos dos días y medio en llegar”

MUECA se ha convertido en un referente nacional e internacional, tanto en su prestigio como en su fórmula de organización, gracias al trabajo conjunto entre el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y la plataforma ciudadana Cómplice MUECA, compuesta por residentes y amantes del Festival. 

“Quizá exista en Canarias un desconocimiento de lo que representa MUECA a nivel nacional o internacional”, arranca Clotilde, personaje al que da vida Carla Alabern, de la compañía catalana de circo Moi Jordana, “pero, para cualquier artista que pueda hacer su arte en la calle es un auténtico privilegio ser convocado a esta cita”. 

Con el Premio Circolica, el más prestigioso de Cataluña para las actuaciones de circo, la compañía trajo su taller de malabares a la isla para el disfrute de todas las familias que asistieron al Espacio Nicko Valoriza. “Para llegar hasta aquí hemos tardado dos días y medio, porque hemos traído todo el material en barco, saliendo de Huelva. No podíamos hacerlo de otra manera y tampoco podíamos faltar a este maravilloso Festival”, apunta. 

Mientras tanto, para Juan Manuel Moreno y Marta López, actores de Cuentos Los Silos, es la felicidad en la cara del público “lo mejor de MUECA”. “La gente estaba entregada, cantaba con nosotros, aunque no se supieran las letras de las canciones, eso nos hizo sentir muy arropados y enganchados desde el primer pase de nuestro Chorro de Cuentos, una itinerancia de narraciones en los chorros del barrio de La Ranilla”, añade Moreno. “Han sido muy generosos con nosotros y con todos los artistas. Al acabar, se acercaban para contarnos cómo se habían sentido. Ha sido increíble, un regalo”, puntualiza López. 

“Lo que más me gusta de MUECA es que se siga haciendo” 

“Lo que más me gusta de MUECA es que se siga haciendo”, declara Nicolás Figueroa Díaz, que con 11 años ya es todo un experto en el Festival: asiste desde que era un bebé, junto a su padre, Javier Figueroa, fiel al encuentro desde 2006. Aunque su respuesta resulte sencilla, engloba todo un mundo. 

Para que MUECA siga existiendo, se precisa de una máquina bien engrasada en la que funcionen todos los engranajes: el trabajo de todo un equipo de producción y organización, la elección de los artistas, el montaje de las propuestas escénicas, la colaboración de entidades, la labor de asociaciones, el apoyo de empresarios, el trabajo de difusión del Festival, la fidelidad del público. Un sistema que es cada vez más preciso gracias a la experiencia. 

“En MUECA disfruto y aprendo. Por ahora me gustan más las actuaciones de humor y de circo”, confiesa. Para su padre, “tanto en la participación de la gente como en la gestión, se ve que el Festival ha crecido en espectáculos, en público, en apoyos, y ha ido madurando”.

Por su parte, para Dácil Torres y Eloy Núñez, una pareja de “veteranos”, residentes de Puerto de la Cruz, en MUECA siempre lo pasan “genial”. “Se disfruta mucho, da igual dónde vayas, siempre hay una propuesta, un espectáculo, una alegría, una hermandad. Repetimos hoy y repetiremos siempre”.  

Colaboradores de MUECA 2024

MUECA 2024 contó con la organización del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, su Área de Cultura y la Plataforma Cómplice MUECA. Además, figuran como colaboradores estratégicos Aqualia, Valoriza y Turismo de Tenerife. 

Entre los colaboradores del festival de arte en la calle también se anotaron INAEM, el Gobierno de Canarias, el Instituto Canario de Desarrollo Cultural, el Cabildo de Tenerife, la Fundación CajaCanarias, Macaronesian Hotels & Resorts y el Gran Hotel Taoro.