Todos los servicios se encuentran en situación de alerta para dar respuesta a las posibles incidencias que las lluvias puedan ocasionar





Ante la previsión de fuertes lluvias que se intensificarán desde este sábado por la tarde y a lo largo de todo el domingo, las áreas responsables de los distintos servicios de la ciudad se han coordinado para la activación de un dispositivo extraordinario para dar respuesta a las distintas incidencias que se puedan producir por el riesgo de fuertes lluvias.



La activación de los correspondientes avisos en base a la previsión de fuertes lluvias y la consiguiente alerta máxima por lluvias, tormentas y viento comunicada este viernes a mediodía por la dirección general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias obliga al aplazamiento de las actividades previstas a celebrar este fin de semana que se desarrollarán el próximo fin de semana, 1 y 2 de octubre.



Este sábado por la mañana está convocada una nueva reunión con la jefatura de la Policía Local y la colaboración del cuerpo de Protección Civil, para actualizar los distintos avisos de la dirección de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y así actualizar las distintas medidas que se están tomando ante las posibles consecuencias de las fuertes lluvias previstas.



Además, como medida de precaución se ha procedido a levantar algunas tapas del alcantarillado para facilitar la succión del agua procedente de la lluvia, así como la señalización correspondiente para la prohibición del estacionamiento en zonas con peligro de escorrentías en la ciudad, sobre todo, en los barrancos y espacios adyacentes. Asimismo, se recomienda que se reduzcan los desplazamientos a partir del sábado por la tarde y hasta, en principio, el domingo que es cuando se espera que la situación atmosférica sea más desfavorable.



Asimismo, todas las empresas concesionarias han activado sus planes de contingencia ante este tipo de fenómenos adversos por lo que todos los recursos están preparados para actuar ante cualquier incidencia, además de que en los últimos meses la empresa concesionaria del servicio de aguas ha culminado en las últimas semanas la limpieza y el desatasco en un total de 408 imbornales, de los cuales 47 han tenido que ser reparados por daños estructurales y otros 8 por problemas de estanqueidad.

X