El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz ha comenzado las obras de rehabilitación del firme en la calle Camelia, en la zona de La Paz-El Botánico. Los trabajos se desarrollarán a lo largo las próximas semanas, de manera paralela a los que van a comenzar de manera inminente en la avenida Loro Parque, en Punta Brava. Las dos actuaciones forman parte de un contrato de reasfaltado y mejora del pavimento adjudicado por el Consistorio portuense a la empresa Ten Asfaltos por un importe total de 181.572,94 euros. 

El concejal de Ciudad Sostenible y Planificación, David Hernández, subraya que “se trata de dos vías que soportan mucho tráfico, ya que ambas conectan directamente con carreteras de entrada y salida del municipio, y su rehabilitación es muy demandada por los vecinos”. 

Hernández indica que “estas obras se enmarcan en la planificación de asfaltados para este año, que incluía también actuaciones en las calles Valois, Leopoldo Cólogan Zulueta y Pitera, ya finalizadas, así como en Pérez Zamora, José de Arroyo y Manuel Yanes Barreto, que están por ejecutar”. 

En este sentido, destaca que “ya hay también proyecto redactado para renovar el firme de las calles interiores del barrio de Punta Brava y el área cuenta con presupuesto para contratar su ejecución en este ejercicio”. 

Asimismo, el concejal señala que está en proceso de redacción otro lote más de asfaltados con el objetivo de que se ejecute en 2023, que comprende las calles Garoé y Almacigo (en el entorno del parque El Laurel), Azucena, Zamora, Santo Domingo, Teobaldo Power, El Peñón, Cólogan y Cooperativa, así como la avenida Melchor Luz y los caminos Carril y Las Quinteras. 

“En los últimos años se ha avanzado mucho en el acondicionamiento del firme de las vías del municipio, teniendo en cuenta que la ciudad llevaba décadas de retraso en esta materia. Se ha actuado ya en buena parte de las calles principales, y también en vías secundarias como Doctor Manuel Parejo o el tramo norte del camino Cordobés, en las que no se había tocado el pavimento en muchísimos años. La siguiente meta es continuar con otras vías secundarias que están también en un considerable estado de deterioro”, apunta Hernández. 

X