Esta semana, desde el área de Ciudad Sostenible, se han culminado los trabajos de instalación de las placas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo colectivo en la cubierta del Polideportivo Manolo Santaella, que estarán asociadas a la estación de Bombeo de Playa Jardín.

La instalación, que se suma a la planta fotovoltaica ya en funcionamiento en el CEIP Punta Brava, responde al compromiso del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y dar un paso más en la dirección de instalaciones públicas bajas en carbono.

La finalidad de este proyecto ha sido la de diseñar la planta fotovoltaica y dotar a la instalación deportiva y la estación de bombeo de un cierto grado de autoabastecimiento energético, reduciendo así el consumo de combustibles fósiles. “Estos proyectos”, comenta el concejal David Hernández, “contribuyen a la mejora del municipio con el ahorro de emisiones contaminantes y el correspondiente beneficio ambiental y social en instalaciones de uso ciudadano, cumpliendo con los compromisos de política energética que se ha marcado este gobierno”.

Además, el área de Ciudad Sostenible y Planificación se encuentra actualmente desarrollando la redacción de los proyectos de instalación de plantas fotovoltaicas en otros edificios municipales, en la línea de convertir a Puerto de la Cruz en una ciudad cada vez más sostenible.

X