El arquitecto municipal designado por el Ayuntamiento para la coordinación de las obras de la nueva piscina, junto al concejal David Hernández, han realizado una visita técnica en la que se valora positivamente el avance de los trabajos. «El área está dedicando todos los recursos disponibles para que esta obra tan fundamental para el municipio siga su ritmo», comenta Hernández, quien valora positivamente «la coordinación y comunicación entre el personal municipal, el personal técnico del Cabildo y la jefatura y dirección de obra». 
Tras haberse resuelto satisfactoriamente algunos obstáculos debido a la recanalización de pluviales y saneamiento, y a la necesidad de desalojo con alternativa habitacional de una de las viviendas colindantes, la obra en la nueva piscina avanzará ahora más en su dimensión estructural, tanto respecto al vaso de la piscina como respecto a la edificación.