El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y su área de Cultura sigue expandiendo el Ecosistema Cultural y Creativo de la ciudad con una nueva iniciativa para identificar, proteger y recuperar el patrimonio gráfico de Puerto de la Cruz.  

“Una aventura singular que nos va a servir para poner en valor un patrimonio que muchas veces pasa desapercibido, pero que forma parte del paisaje de una ciudad con identidad e historia”. Así define el alcalde de la ciudad Marco González este nuevo proceso participativo que se abre en la ciudad y que se engloba dentro de Puerto Street Art. Así comienza de la mano de la Asociación Insula Signa este proyecto destinado a analizar una parte muy importante, como es la comercial, de la historia de la ciudad con la ayuda de personas e instituciones que se van a ir sumando a esta iniciativa pionera impulsada desde el municipio.

Un equipo multidisciplinar se ocupará de estudiar las calles de la ciudad en la búsqueda de elementos gráficos únicos que destacan por su carácter técnico, etnográfico o identitario, “para completar así un mapa de la ciudad que hable por sí solo de historia, de memoria, de pasado, pero también de presente y de futuro y ayudarnos así divulgar y a valorar el pulso comercial que siempre ha latido con fuerza en la ciudad”, explicó González, quien explicó que se trata del comienzo de un a la participación y al que interesados en sumarse a esta iniciativa pueden hacerlo dirigiéndose al correo cultura@puertodelacruz.es.

Insula Signa es una asociación que involucra a diseñadores gráficos, arquitectos, artesanos, historiadores…, en el desarrollo de estrategias conjuntas para defender el valor identitario, proponiendo a su vez un desarrollo armónico y coherente del paisaje urbano, con el objetivo de protegerlo para así proporcionar el mejor entorno a los residentes y también a los visitantes, aportando una visión histórica de un patrimonio gráfico que está vivo en la memoria de miles de portuenses. Jaime Medina, su presidente, hace hincapié en el hito que supone este proyecto, pues el hecho de que un ayuntamiento aborde el estudio y protección de su patrimonio gráfico “supone un hito en el estado español y hace aún más interesante dicho estudio, pues la evolución de un pequeño pueblo de pescadores hacia una población cosmopolita con visitantes de todo el mundo, ha impulsado el desarrollo comercial y turístico de la isla y del archipiélago, dejando una valiosa huella gráfica en el entorno urbano y en la memoria colectiva que merece ser documentada y puesta en valor”, señalo Medina.

Se inicia así este proceso con la participación abierta dentro del Ecosistema Cultural y Creativo de la ciudad, que sigue expandiendo una visión de la Cultura “que quiere sumar voluntades para preservar entre todos, un valioso patrimonio, tanto material como inmaterial, que hace único el legado comercial y turístico de la ciudad pionera de la actividad turística en Canarias y que debemos ser capaces de cuidar, divulgar y promover tanto entre residentes como entre nuestros visitantes”, destacó el alcalde.