En la sesión plenaria del mes de febrero, desde el área de Desarrollo Económico se dio cuenta de todos los datos presupuestarios del ejercicio 2023 que certifican que el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz cumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria que recoge la normativa vigente.

Dado que los ingresos municipales son suficientes para financiar los gastos en los que incurre el Ayuntamiento para dotar los servicios públicos que ofrece, el Ayuntamiento presenta a nivel consolidado una situación de superávit presupuestario, según el informe de la Intervención Municipal. Aunque se ha recurrido al remanente mediante modificaciones presupuestarias para afrontar tanto obras y proyectos de mejora de la ciudad que se ejecutarán durante este 2024, ello no ha impedido que el Ayuntamiento siga cumpliendo con la estabilidad presupuestaria y que no tenga que recurrir a financiación externa para hacer frente a los servicios que viene prestando, cumpliendo además con el objetivo del límite de Deuda Pública.

El alcalde Marco González quiso hacer hincapié en que se mantiene un escenario de salud financiera del municipio “a pesar de que esta administración hizo frente a los efectos de la crisis sanitaria con ayudas extraordinarias tanto a familias como al tejido empresarial, incluso recurriendo al remanente para pagar deudas atrasadas tanto a empresas como a trabajadores que no han puesto en peligro en ningún momento, tal y como confirman los informes de Intervención y Tesorería, la estabilidad de la que gozan las cuentas municipales”.

Asimismo, también del informe de la Tesorería Municipal se constata que el remanente a enero de 2024 supera los 32 millones de euros, “otro dato más que pone de relieve la prudencia y la responsabilidad con la que el Ayuntamiento ha afrontado los años más duros de la crisis apostando por una ciudad muy viva, que ha salvaguardado también la salud de las cuentas municipales para afrontar con garantías este y los próximos años”.

“Seguimos en la línea de trabajo que nos hemos marcado de consolidar los ingresos propios rebajando la dependencia de los ingresos de otras administraciones, para afrontar con garantías la mejora de los servicios públicos que prestamos”, afirmó la concejala Natalia Afonso, que también subrayó el trabajo que se viene haciendo desde el área para reducir en la medida de lo posible el período medio de pago en los próximos meses.