Enclave y Situación

Enclave y Situación

puertodelacruzEl Puerto de la Cruz se enclava en la zona costera del Valle de La Orotava, en el norte de Tenerife, la mayor de las islas Canarias. Nuestro archipiélago, conocido en el pasado como el Jardín de las Hespérides, se encuentra a 1.500 km. de la península ibérica y a 100 de la costa africana.

El Valle de la Orotava que reúne a los municipios de Los Realejos, La Orotava y Puerto de la Cruz se nos presenta a modo de una gran rampa de 150 km2 que desciende desde la zona dorsal, a unos 2.000 metros de altitud, hasta el océano, flanqueada por los murallones de Tigaiga y Santa Úrsula. En lo alto, el Teide aparece impresionante, con sus 3.718 m. de altura, presidiendo un espacio que el naturalista alemán Alexander Von Humboldt considerara como uno de los más bellos parajes del planeta.

El espacio que ocupa el Puerto de la Cruz fue ganado al mar en dos fases volcánicas, la última de ellas ocurrida en 1430, que conformaron un territorio eminentemente plano y donde el accidente topográfico más relevante es la Montaña de Las Arenas con 243 metros de altitud.

Son muchos los que creen que uno de los más destacados atractivos del municipio es su clima atemperado que se mantiene a lo largo de todo el año, hecho que fue reseñado por diversos naturalistas europeos que visitaron Puerto de la Cruz en los siglos XVIII y XIX. La propia Sociedad Médica Británica de la época recomienda su estancia para personas que sufren de diversas enfermedades. Viera y Clavijo, el insigne historiador canario, define el microclima portuense como “sano, alegre, sin calor que ofenda ni frío que incomode”.

Los estudios climáticos nos muestran que las temperaturas oscilan entre los 22 grados de máxima y los quince de mínima, con una humedad relativa del 75% y con precipitaciones medias anuales de 460 mm. que se reparten en el año a lo largo de aproximadamente 75 días.

Untitled-12El Puerto de la Cruz tiene la peculiaridad de ser el municipio más pequeño de Canarias, con tan sólo 8,9 km2 de superficie, debido a que nace como una escisión de La Orotava. La incidencia del desarrollo turístico en estas reducidas dimensiones del término municipal, ha provocado que haya poco territorio sin urbanizar, si bien una cuarta parte del municipio está catalogado como suelo rústico. En este sentido las bolsas de suelo de uso agrícola están ocupadas fundamentalmente por plantaciones de plataneras. Estos espacios verdes de cultivo, unido a la presencia del Parque Taoro, auténtico pulmón verde de la ciudad, dotan a Puerto de la Cruz de un entorno natural muy valorado por turistas y portuenses.