El municipio viene colaborando con el colectivo y este martes ya recibirá material además de decretar este lunes la rebaja del servicio en un 75%

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz quiere subrayar la total colaboración que mantiene con el sector del taxi durante este período de alarma y durante los meses que lleva la nueva corporación en el gobierno municipal.

En primer lugar, el municipio quiere agradecer el servicio que han venido prestando los profesionales del taxi en la ciudad y sigue considerando clave el papel que juega este colectivo para procurar y facilitar el movimiento individual de personas en la ciudad. Desde el primer momento, el Ayuntamiento, coordinado con las propias asociaciones del sector, permitió la autorregulación del servicio, en buena medida para facilitar y hacer posible el regreso de los turistas a sus lugares de origen.

Debido a la nueva situación producida por el cierre de hoteles debido a la crisis sanitaria, el gobierno municipal tomó la decisión este lunes mediante un decreto de alcaldía rebajar la obligación de servicio público con unos servicios mínimos del 25%, que equivale en la ciudad a 50 taxis, la cual tenía conocimiento las diferentes asociaciones. Esta medida se ha tomado después de que se haya producido la salida ordenada de la gran mayoría de turistas de la ciudad durante esta semana pasada.

Asimismo, el gobierno municipal ha tramitado ya la compra de kits de higiene y limpieza a repartir ordenadamente durante los próximos días entre los y las trabajadoras del taxi para colaborar como ayuda complementaria en el cumplimiento de la normativa sanitaria.

El municipio subraya que el sector seguirá estableciendo las medidas de organización y ordenación del servicio con un régimen de horarios y turnos, además de seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y demás autoridades competentes en la materia debiendo desinfectar los vehículos después de cada servicio. Asimismo, para la prestación de un servicio público en condiciones de seguridad para usuarios y taxistas se limita el número de pasajeros por cada servicio, realizándose de manera individual, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por otra causa justificada.

Además, el Ayuntamiento recuerda que ha habilitado por fin la mesa del taxi, tal y como exigía el sector después de décadas de espera, para que el colectivo, como uno de los principales actores con respecto a la movilidad en la ciudad, sea tenido en cuenta en sus reivindicaciones para mejorar las condiciones del servicio en la ciudad turística, que debe prestarse desde la unidad y la completa colaboración y comunicación fluida entre la administración y el sector.