Un centenar de personas disfrutaron en el Complejo Turístico Costa Martiánez del humor y la ternura del escritor rumano más reconocido internacionalmente 

Alumnos del IES Telesforo Bravo compartieron una charla con el autor de Solenoide en el Castillo San Felipe 

Mircea Cartarescu dejó un gran sabor de boca tanto al centenar de personas que convocó su presencia en la última jornada del encuentro de diálogos Puerto de Letras que cerraba con el escritor rumano más reconocido de las últimas décadas su singladura siempre en el escenario ideal de las noches del Complejo Turístico Costa Martiánez. No contento con ello, Cartarescu aprovechó su estancia en Puerto de la Cruz para mantener una charla con alumnado de primero de bachiller del IES Telesforo Bravo para compartir su experiencia no sólo como escritor, sino como aquel niño que aprendió la magia de las palabras en brazos de su madre en una casa que tan siquiera tenía biblioteca.  

Cartarescu reclamó así la poesía que está en cada una de las personas que habitan este mundo, que, aunque finito, es un maravilloso lugar donde seguir perseverando. Esa resiliencia que tan bien conoce el escritor rumano, que vivió medio vida bajo una dictadura, fue uno de los leit motiv del diálogo que mantuvo el jueves con el también escritor y promotor del festival Antonio López Ortega que acompañados por su traductora al castellano Marian Ochoa de Eribe, y con la asistencia del director general de Cultura del Cabildo Alejandro Krawietz, repasaron juntos la trayectoria de un apasionado de la palabra hablada y escrita, amante de los cenáculos que en su juventud tanto le marcó.  

Considerado por la crítica internacional como uno de los máximos exponentes de la novela europea de las últimas décadas, Cartarescu, candidato al Nobel de literatura, hizo un repaso de una carrera comprometida con esos personajes destinados a ser más importantes que el propio escritor. Con la recién publicada Poesía que reúne toda su actividad poética desde que a los 20 años escribió La Caída, sus más aclamados versos, Cartarescu se mostró encantado de estar por primera vez en Canarias, uno de esos lugares que imaginó que nunca visitaría, una charla que contó con la asistencia de la cónsul de Rumanía en Canarias, Alina Elena. 

Se cierra así un festival Puerto de Letras. Escritura en diálogo, uno de los proyectos que forma parte de la convocatoria lanzada desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz para la promoción y difusión de la actividad cultural en la ciudad, y que ha atraído la mirada y la palabra a Puerto de la Cruz, en los múltiples escenarios que nos ofrece el Complejo Turístico Costa Martiánez, que ha acogido el origen y el destino de unas personalidades, unas más consagradas, otras emergentes, un caleidoscopio de la literatura universal que ha reivindicado a la ciudad como lugar de referencia de la Cultura en Canarias. “Con este festival revalidamos con gran éxito de público nuestro compromiso para que Puerto de la Cruz sea esa ciudad que acoge y celebra el talento y el esfuerzo que hay detrás de las creaciones, en este caso, literarias que nos hacen crecer como sociedad”, subrayó el alcalde. 

X