Esta decisión, fruto del trabajo coordinado de distintas áreas municipales, supone una inversión por parte de la consejería de Turismo para la mejora de esta zona costera por un valor de casi 400 mil euros 

El pleno municipal aprobó este lunes la puesta a disposición a la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias de los terrenos contemplados para la ejecución de la primera fase del proyecto “Parque Litoral de Punta Brava”. El espacio, que comprende desde Playa Punta Brava a Calle Tegueste, se pone a disposición de esta institución tras la aprobación municipal del proyecto durante el tiempo necesario para la ejecución de los trabajos.  

El portavoz de gobierno, David Hernández, aclaró que “se trata únicamente de dos acciones localizadas en el mirador junto a la Ermita de la Santa Cruz y en la zona de acceso a Playa Jardín, que consistirán en obras de acondicionamiento y recuperación de servidumbres de tránsito y acceso al mar, y de sustitución de parte de la red de saneamiento, causante de grandes impactos ambientales que tratamos de mitigar con esta actuación”.  

Esta primera fase se encuadra dentro de un proyecto integral para la regeneración del litoral en el barrio de Punta Brava, en el que se recogen diferentes actuaciones que estarán sujetas a la participación y la consulta de la ciudadanía portuense. El presupuesto de esta fase, que corre íntegramente a cargo de la Dirección General de Infraestructuras Turísticas, asciende a 375.574,45 euros.  

Alfred Diston 

En otro de los puntos del orden del día, se llegó a un acuerdo por unanimidad en una moción institucional para comenzar el expediente de reconocimiento de Honores y Distinciones para Alfred Diston, una figura destacada por su importancia para la cultura de Canarias, con valiosas aportaciones a una gran variedad de disciplinas, siendo especialmente relevantes las relacionadas con el conocimiento de los trajes tradicionales de Canarias y el de las costumbres canarias de su tiempo. 

Diston fue un comerciante y polígrafo británico establecido en Puerto de la Cruz entre 1810 y 1861 y que, por tanto, desarrolló prácticamente toda su vida adulta en la ciudad. Sus manuscritos ilustrados, sus cuadernos de notas y sus acuarelas y dibujos representan una valiosa fuente documental para conocer numerosos aspectos de la sociedad y del medio natural no sólo de los albores de nuestra ciudad, sino de Tenerife, y del resto de Islas Canarias, durante la primera mitad del siglo XIX. 

Por ello, la propuesta institucional tras un encuentro entre la alcaldía del municipio y representantes del CIT portuense salió adelante para convertirseen la herramienta administrativa para conceder ese reconocimiento que merece Alfred Diston, nacido en Lowestoft, condado de Suffolk, Inglaterra, el 8 de febrero de 1793 y que murió en Puerto de la Cruz el 2 de abril de 1861. 

X