Desde el municipio se prepara la programación de un mes, tan singular para cuidar la identidad de los y las portuenses 

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz llama a toda la ciudadanía para que, guardando todas las medidas extraordinarias para contener la expansión del virus, participen en sus fiestas enramando las cruces que existen en el municipio. 

Desde la concejalía de Fiestas y Patrimonio que dirige el concejal Alberto Castilla se entienden estas fiestas de mayo desde la participación de las familias portuenses en una tradición que habla mucho de la identidad del municipio. “Estamos convencidos que tomando todas las medidas estas fiestas de exaltación de la Cruz puede ser una buena ocasión para que celebremos ser portuenses”. 

El enrame de las tradicionales cruces es uno de los actos más llamativos y pintorescos que tienen la peculiaridad de estar enraizado en el devenir no sólo de familias sino de barrios o calles que se enorgullecen de su pasado, “disfrutando de unos días que son un motivo más que suficiente para celebrar que vivimos en esta maravillosa ciudad”. 

Este año se repite la experiencia del año anterior que debido al confinamiento posibilitó que los niños y las niñas de la ciudad pudieran hacer llegar al Ayuntamiento sus cruces pintadas a mano. Además, se prepara un recorrido por 9 cruces artísticas, realizadas y diseñadas por diferentes colectivos del municipio, que se podrán disfrutar en todos y cada uno de los barrios del municipio. Asimismo, la concejalía junto con el espacio artesano La Ranilla, impulsarán de nuevo la exposición de cruces recicladas, dentro de las posibilidades que existen en la situación actual. 

Como novedad este año, la VIII Feria de Artesanía insular abrirán las fiestas de mayo este próximo 30 de abril y estará ubicada en la plaza de los Reyes Católicos y desde el área de Comercio, además se trabaja dentro de su Consejo Sectorial, para que el también tradicional Mayo Canario forme parte de toda esta festividad. “Estamos empeñados desde el gobierno municipal en sumar entre todos y todas, sector público y sector privado, para no sólo mantener una tradición sino expandirla y que forme parte toda la ciudadanía portuense de lo que nos une a través de los años”. 

X