922 378 400

El concejal Alberto Cabo señala que, fruto de esos contactos, los profesionales se han podido acoger a las subvenciones al tejido empresarial y se está ultimando la constitución de la Mesa del Taxi 

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz trabaja de manera conjunta con el sector local del taxi para atender las necesidades del servicio en el municipio y las del propio colectivo de taxistas. El Consistorio es consciente de la delicada situación por la que pasa el sector debido a las consecuencias de la pandemia, que afectan de manera intensa a todas aquellas actividades relacionadas directa e indirectamente con el turismo, y está en permanente contacto con las asociaciones de taxistas para colaborar en la implementación de medidas que la alivien. 

El concejal de Transporte, Alberto Cabo, recuerda que desde el inicio del mandato se ha celebrado más de una decena reuniones con el sector, y que ocho de ellas han tenido lugar este mismo año, a las que hay que añadir las comunicaciones informales que ha mantenido personalmente con las asociaciones de taxistas y que han permitido que haya un diálogo fluido entre ambas partes. 

Fruto de estos encuentros y contactos, indica Cabo, desde el Ayuntamiento se realizaron las gestiones necesarias para que los profesionales del taxi del municipio pudieran acogerse a la convocatoria municipal de subvenciones destinadas al tejido empresarial de la ciudad para el mantenimiento de la actividad económica, en el contexto de emergencia socioeconómica generado por la crisis sanitaria. En este sentido, señala que lo hicieron de manera mayoritaria, ya que alrededor de 160 taxistas de los 199 que cuentan con licencia en el municipio se acogieron a la subvención. 

El Consistorio portuense fue uno de los primeros de la isla en facilitar a los taxistas material higiénico-sanitario de protección contra el COVID-19, y la acogida por parte del colectivo fue muy buena, recalca el edil. De igual forma, Cabo detalla que existe una web a través de la cual todas las personas autónomas del municipio, entre las que están incluidos los profesionales del taxi, pueden realizar cursos de formación sobre el COVID-19 y las medidas de seguridad pertinentes. 

Asimismo, el concejal informa de que se está ultimando la constitución de la Mesa del Taxi, una reivindicación del sector desde hace décadas que hasta el actual mandato no había sido atendida. Se trata, afirma, de un órgano de coordinación para cuya creación se viene trabajando desde principios de este año, a través de la modificación de la ordenanza municipal del taxi. Cabo estima que la primera convocatoria de la Mesa se realizará en el mes de septiembre, una vez se sorteen los últimos escollos surgidos en el proceso administrativo, y subraya que será muy probablemente una de las pocas mesas del taxi en las que se garantice la presencia de la oposición. 

Reducción del servicio 

Respecto a la demanda de reducción del servicio realizada por el sector, Cabo recuerda que el día 23 de marzo, dentro de los primeros diez días del estado de alarma, y una vez que el Ministerio de Sanidad declaró la suspensión de la apertura al público de los establecimientos de alojamiento turístico, el Ayuntamiento decretó la reducción del servicio de taxis. En concreto, el decreto recogía una disminución del 75% respecto al número de licencias autorizadas, con el fin de evitar la acumulación innecesaria de taxis en las paradas debido al descenso de la demanda. No obstante, apunta, en ese momento el sector en su conjunto no llegó a establecer un régimen de horarios y turnos para llevar a efecto la reducción establecida por el Consistorio. 

El concejal indica que, con posterioridad, el sector del taxi acordó una regulación de horarios y turnos que implicaba una reducción del servicio similar a la propuesta en marzo por el Ayuntamiento, en este caso del 67%, pero los servicios jurídicos municipales no lo han visto viable al no tener ya el amparo legal de la declaración del estado de alarma, una vez finalizado éste. Cabo informa de que, debido a ello, se están explorando con el colectivo de profesionales del taxi otras posibles alternativas que sean jurídicamente viables y que satisfagan las necesidades del sector.