Desde este lunes ya se puede disfrutar de la nueva escultura de arte efímero de Luigi Stinga que el área de Cultura del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz exhibe en los exteriores del Castillo San Felipe para recordar de una manera especial el fuego, elemento esencial de las fiestas de San Juan en la ciudad turística, que este año tan especial se rememora acudiendo a esta nueva manifestación artística.

El alcalde de la ciudad Marco González agradece el trabajo en tiempo récord de Stinga, siempre comprometido con la identidad de una ciudad que vivirá este año esta fiesta de manera especial ante la nueva normalidad. González subraya además la trascendencia de esta nueva instalación, donde la luz y el color junto con la madera característica de la obra de Stinga, toman protagonismo para recordar la esencia de una celebración que festeja el inicio del verano en Puerto de la Cruz.