922 378 400

Un servicio pionero en la isla que también ha dado cobertura a los mayores para combatir la soledad en los días de confinamiento

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz atendió durante estos meses de Estado de Alarma a casi 150 personas de personas que se han beneficiado del servicio de apoyo psicológico y a combatir la soledad de los mayores del municipio durante el período de confinamiento provocado por la emergencia sanitaria. El concejal responsable del área de Derecho Social manifiesta su satisfacción por el resultado de un servicio que ha sido ampliamente demandado por la ciudadanía portuense. “Se ha puesto de manifiesto la necesidad de estas herramientas de acompañamiento que repercute en la mejora de la salud mental de la sociedad y esta buena acogida manifiesta la necesidad de la contratación de una plaza de psicólogo en la que ya estamos trabajando”.

Santana subraya el compromiso del personal que ha atendido este servicio y que ha mostrado su dedicación para con esas personas que se han sentido reconfortadas tras unas semanas muy duras. En total el servicio ha recibido 152 llamadas de 89 usuarios que han tenido un seguimiento puntual por parte del equipo que ha atendido el teléfono 900700704. “Además desde el servicio telefónico se ha asesorado a estas personas para que acudan a otras instituciones en colaboración estrecha para que sus demandas pudieran ser satisfechas en tiempo y forma”.

Un grupo que ha merecido especial atención ha sido el de los mayores que se están beneficiando del servicio municipal de teleasistencia, luchando en favor de este colectivo para combatir la soledad que ha recibido un total de 261 llamadas de 40 usuarios que se han beneficiado de la compañía de más de 58 horas en total, con una media de más de 5 llamadas diarias. “Estamos muy satisfechos de la acogida de esta iniciativa que se propuso para que nadie se sintiera solo o sola en estos momentos tan duros para las personas y, sobre todo, para nuestros mayores”.

El Ayuntamiento trabaja en la desescalada de este servicio para su próximo cese derivando todos aquellos casos que requieran de una intervención más sostenida en el tiempo a la propia área de Derecho Social municipal.