El Ayuntamiento ordena y regulariza la situación para dar seguridad jurídica al municipio con respecto a la recogida de residuos

Puerto de la Cruz, 8 de noviembre de 2019.- El pleno del Ayuntamiento aprobó la modificación provisional de la ordenanza fiscal de la basura, necesaria para dar seguridad jurídica tras la modificación de la de noviembre de 2018. Esta modificación, que nunca llegó a aplicarse, era además incompatible con el actual sistema de gestión de residuos que mantiene el Ayuntamiento para el que se necesitaría una revisión de las actuales condiciones contractuales que están actualmente en vigor. Por ello, y hasta que no se culmine el proceso de tramitación del nuevo expediente ya en marcha de contratación del servicio, se aclaran con esta actualización las tarifas a aplicar en los establecimientos de carácter alojativo.

Asimismo, en esta modificación provisional adoptada por el pleno por mayoría simple ante la abstención del grupo de Coalición Canaria y el voto en contra del Partido Popular, se mantiene la bonificación en la cuota para los jubilados y pensionistas durante los cuatro ejercicios siguientes a la solicitud. Se quiere remarcar a su vez el carácter provisional y transitorio de esta medida aprobada de forma inicial en el pleno de este viernes que tiene como objetivo primordial dar seguridad jurídica a la tasa de recogida de basuras y a su cobro por parte del propio Ayuntamiento.

En relación a los sujetos pasivos en situación de desempleo, dado que se trata de una circunstancia que puede fluctuar a lo largo del tiempo, se establece una limitación en su concesión de modo que la misma se conceda con carácter anual. Igualmente se introducen reducciones del 50% en la cuota en relación a los sujetos pasivos en relación a los cuales el perímetro de su vivienda se encuentre a una distancia superior a 500 metros del punto de recogida más próximo, así como para aquellos propietarios de locales que se hayan visto afectados por la realización de obras públicas en la calle por periodo superior a seis meses, así como para determinados inmuebles en estado de ruina.

Al mismo tiempo, se ha corregido la redacción de la ordenanza fiscal, evitando reiteraciones, modificando la bonificación aplicable a los sujetos pasivos que se encuentren en situación de desempleo. Además, se incluyen aspectos que no habían sido regulados, tales como la introducción de un coeficiente reductor en función de determinadas circunstancias: la distancia hasta el contenedor más cercano, vías públicas afectadas por obras o inmuebles en estado ruinoso.