El consistorio portuense aprueba también la actualización de la ordenanza fiscal sobre Bienes Inmuebles

Puerto de la Cruz, 31 de octubre de 2019.- A 5 millones de euros asciende la partida presupuestaria que el nuevo gobierno municipal ha tenido que declarar como indisponible para dar respuesta al incumplimiento de la regla de gasto en que, según el Ministerio de Hacienda, incurrió la administración portuense en el ejercicio 2019. A pesar de la dureza de la medida, el gobierno ha hecho un trabajo exhaustivo para que ese indisponible no afecte en ningún caso a los servicios públicos esenciales que presta a la ciudadanía portuense ni a los derechos de los trabajadores municipales. La propuesta de declaración de indisponible contó con el respaldo de toda la corporación municipal representada en el salón plenario.

Asimismo, se aprobó la modificación de la ordenanza fiscal del Impuesto sobre Bienes Inmuebles con la abstención de PP y CC.  Se incorporan en dicha nueva ordenanza fiscal dos cuestiones que se consideran de justicia social como son la incompatibilidad entre la bonificación de familia numerosa y la bonificación por instalación de placas solares para evitar situaciones de no tributación, así como la vinculación de la bonificación por familia numerosa a la renta de la unidad familiar.

También se establecen porcentajes de bonificación distintos en función de la categoría de la familia numerosa, siempre incluyendo a la categoría referida a las familias que tiene entre sus miembros a alguna persona con cualquier tipo de discapacidad o diversidad funcional.

A su vez se aprovecha esta modificación para corregir la redacción de la ordenanza fiscal, evitando reiteraciones e incluyendo aspectos que habían sido omitidos en anteriores actualizaciones.

En la sesión plenaria también contó con el respaldo unánime la modificación de crédito de 30 mil euros llevada a cabo por el consistorio para responder, mediante una campaña de promoción turística en destino, a la crisis sobrevenida del tourperador Thomas Cook. Esta medida refrenda así el acuerdo plenario tomado en esta línea que, junto a otras medidas de diferentes administraciones, tratan de dar una respuesta conjunta y de acuerdo con los agentes afectados a los efectos de la quiebra del gigante británico.