El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, Aqualia y la Fundación Telesforo Bravo organizan una fascinante ruta con enorme valor histórico e hidráulico

Estudiantes del CEIP Juan Cruz Ruiz del barrio de La Vera se forman en el funcionamiento del ciclo urbano del agua y en la cultura y preservación del agua en Canarias

Puerto de la Cruz, 11 de octubre de 2019.- El curso de sexto de primaria del CEIP Juan Cruz Ruiz del barrio de La Vera de Puerto de la Cruz recorrió este pasado jueves en la ruta del agua de la ciudad portuense, una actividad fruto de la colaboración público privada existente entre el Ayuntamiento y la empresa Aqualia. Este ambicioso proyecto se inició el año pasado con el fin de llevar el ciclo urbano del agua y la cultura y preservación del agua en Canarias al mayor número posible de alumnos en Canarias. Un proyecto que busca llevar el conocimiento global aglutinado por esta empresa líder en la gestión integral del agua a nivel nacional e internacional, a lo local, labor para lo que cuentan con la colaboración de la Fundación Telesforo Bravo – Juan Coello.

Este proyecto estructura su enseñanza en dos actividades, una teórica y otra más práctica. Los estudiantes recibieron una charla impartida en las aulas del propio centro por el jefe de servicio de Aqualia Moisés García y el presidente de la fundación Telesforo Bravo – Juan Coello, Jaime Coello, y pasados unos días, aproximadamente 30 alumnos recorrieron lugares de interés histórico e hidráulico del municipio del norte de Tenerife.

Flora Perera, responsable del Ayuntamiento de las áreas de Bienestar comunitario, acción educativa y prácticas saludables, tras compartir unas palabras con los presentes al inicio de la charla, hizo entrega de los cuadernos educativos de Aqualia, una  herramienta que permite seguir difundiendo conocimientos entre los futuros guardianes del agua en Canarias para que adquieran unos hábitos responsables con respecto al agua, tanto en lo relativo a su consumo como a su devolución al medio natural a través de los procesos de depuración.

Durante el transcurso de la charla, los estudiantes y profesores a su cargo recibieron una explicación acerca del funcionamiento del ciclo urbano del agua y de la cultura y preservación del agua en Canarias. Además, la responsable de calidad de agua de Aqualia en Canarias, Atasara Hernández, realizó una instructiva demostración mediante la cual vieron con sus propios ojos el daño que puede llegar a causar arrojar toallitas y demás residuos de manera irresponsable por el inodoro.

La parte práctica del proyecto se materializó mediante una ruta de enorme valor histórico e hidráulico para los portuenses. Esta comenzó en la playa de Martiánez, donde pudieron visitar la Estación de bombeo de aguas residuales Playa Martiánez, y explicaron el funcionamiento de esta infraestructura clave para el funcionamiento de la red de saneamiento. Allí pudieron comprobar que lo que les habían explicado durante la charla era la realidad a la que día tras día se enfrentan los servicios municipales dedicados a la gestión del agua, imprescindible para entender que arrojar deshechos por el inodoro provoca importantes costes de mantenimiento de las infraestructuras dedicadas al ciclo integral del agua de Puerto de la Cruz.

La ruta continuó por el barranco de Martiánez, el chorro Cuaco, la plaza del Charco, el chorro o fuente del muelle, el chorro de la calle La Mareta o el pozo de la Viuda de Machado (Barranco de San Felipe) que configuraron este viaje a modo de etapas que despertaron las inquietudes de los más pequeños.