Cinco de ellos han retomado la formación reglada u ocupacional y dos han comenzado a trabajar

Puerto de la Cruz, a 27 de noviembre de 2017.- El Proyecto Gusanillo entregó, el pasado viernes, las orlas del proceso formativo que han recibido siete jóvenes con un itinerario personalizado para la inserción sociolaboral, en la especialidad de hostelería. Cinco de ellos han retomado sus estudios a través de la formación reglada u ocupacional, y dos han comenzado a trabajar realizando extras. Este programa tiene como objetivo fomentar la integración en el mercado laboral de personas desempleadas.

El proyecto ha contado con un total de doce participantes, finalizando las prácticas en empresas del sector siete de ellos. Han sido formados en la especialidad de camarero de cafetería, enfocando sus estudios a la preparación de bebidas calientes y frías, comidas rápidas y atención al cliente; además de obtener el certificado de manipulador de alimentos y control de alérgenos, al término del programa formativo.

El acto contó con la presencia del alcalde de la ciudad turística, Lope Afonso, la concejala de Igualdad, Educación y Participación Ciudadana, Diana Morá; y el presidente de la Asociación Entrelazados, Alberto Rodríguez, además de representantes de la Junta Directiva de la Asociación de Vecinos José Obrero.

El alcalde portuense, quiso, con su presencia, respaldar el proyecto y felicitar a los protagonistas del mismo, puesto que muchos han podido “incorporarse al mercado laboral y reincorporarse de nuevo a los estudios, gracias a su esfuerzo”. Afonso, enfatizó la importancia en el proceso formativo de inculcar los valores del “esfuerzo y la inquietud de superarse”, además de “reforzar la autoestima, hecho que les hará llegar hasta donde se propongan”, subrayó el regidor.

Diana Morá, agradeció tanto a los alumnos como a la Asociación entrelazados su implicación en el buen desarrollo del proyecto que ha dado “una nueva oportunidad laboral a los participantes”. La concejala del Área de Educación, hizo especial hincapié en el tipo de formación facilitada en el proyecto, que será “la tónica del futuro: formaciones específicas con un periodo breve de duración”, y adelantó que el Área ya tiene previsto “la realización de dos nuevos proyectos Gusanillo en el municipio”.

El presidente de Entrelazados, Alberto Rodríguez, se mostró satisfecho por el resultado del proyecto y agradeció a todos los implicados su dedicación en la consecución del objetivo, que no es otro que introducir “el gusanillo” en cada una de las personas para que “logren arrancar, vean un futuro y comprendan que, sí se puede”. Para Gusanillo los alumnos son “el centro” y siempre nos volcamos para que “el proyecto sea un éxito”, responsabilidad única que recae “en los alumnos, verdaderos protagonistas del mismo”, subrayó Rodríguez.

Durante el proceso formativo se han realizado evaluaciones continuas basadas en las encuestas de valoración a través de un grupo de participación social. Asimismo, los participantes han tenido orientación profesional individualizada, sesiones grupales de orientación y mantenimiento del empleo.

El objetivo general de este proyecto ha sido fomentar la integración en el mercado laboral de personas desempleadas en riesgo de exclusión social a través de un itinerario personalizado. Para ello, se ha mejorado la empleabilidad del alumno, las competencias para acceder a un puesto de trabajo y mantenerlo, con herramientas para aumentar las posibilidades de incorporación en empresas del sector, y se ha promovido la reinserción en el sistema educativo, con cinco alumnos que han retomado la formación reglada u ocupacional.

El programa “Itinerarios Personalizados de Inserción Sociolaboral: Proyecto Gusanillo” está promovido por la Asociación Entrelazados, encuadrado y financiado en un 75% por la Obra Social La Caixa, y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz.