Con la firma de las primeras once escrituras, el consistorio inicia el cierre de un proceso que se inició en la década de los 60

Puerto de la Cruz, 7 de noviembre de 2017.- El área de Hacienda del Ayuntamiento portuense, impulsa en este tramo final del presente año el proceso por el cual se procederá al traspaso a propiedad de las viviendas de San Valentín y Santiago Apóstol I y II. De esta manera, con la firma de las primeras once escrituras, el consistorio norteño  inicia el cierre de los trámites por los cuales se pone fin de manera satisfactoria a una reivindicación histórica de un buen número de vecinos y familias afectadas.

Este 2017 ha sido decisivo en el desarrollo final de este largo procedimiento. Además de las firmas definitivas con las que se concluye el cambio de titularidad, Sandra Rodríguez y su equipo técnico llevaron a buen puerto en meses anteriores algunos de los requisitos necesarios para terminar de apuntalar un proceso que se inició en la década de los 60. “Ya por fin podemos decir que poco a poco la situación ha quedado regularizada -comenta la concejala-. Hemos trabajado mucho y ahora es el momento de valorar positivamente estas arduas gestiones y de disfrutar también con las familias por este logro. Hemos firmado ya el cambio de titularidad de las once primeras, pronto esperamos seguir anunciando buenas noticias”

Como paso previo, en meses anteriores desde el Ayuntamiento se propiciaron, por un lado,  las reuniones con la notaría para cotejar los datos catastrales de las 64 viviendas; y por otro, el encargo de los estudios de la certificación de eficiencia energética. En paralelo a todo este proceso, la concejala de Hacienda mantuvo reuniones regulares cada dos meses con los vecinos para hacer un seguimiento conjunto e impulsar el  proceso.

Este deseado desenlace final ha sido posible gracias a que el consistorio portuense, en su afán de cumplir con esta reivindicación vecinal, propició un importante cambio en la Ley Canaria de Vivienda y adoptó los acuerdos plenarios necesarios para poder solventar los principales impedimentos en el camino del traspaso a propiedad.

También fue de vital importancia el pacto auspiciado desde la Administración local para lograr un acuerdo con La Caixa de tal manera que los vecinos puedan acceder a créditos blandos específicos para los gastos de notaría y escrituras.