140 jóvenes se beneficiarán de las actividades semanales tutorizadas

Puerto de la Cruz, 12 de octubre de 2017.- El Servicio Municipal en Prevención de Adicciones ha comenzado el desarrollo de los proyectos  “Enróllate” y “Desaprendiendo Hábitos para Generar Salud”, con intervenciones en la Ludoteca el Caracol, en el barrio de la Vera, y en los tres Institutos del Municipio: el IES Agustín de Betancourt, María Pérez Trujillo y Telesforo Bravo. Con estas iniciativas son más de 140 jóvenes los que se benefician  de las actividades semanales dentro de las acciones tutoriales, reforzado por la llegada de alumnado de Grado de Trabajo Social de la Universidad de la Laguna para estas iniciativas.

Dichas acciones tienen unas características determinadas en función del colectivo al que va dirigido, siendo el objetivo el detectar precozmente conductas adictivas, a través de aprendizajes significativos promoviendo el autocontrol y la gestión emocional para fomentar, entre los más jóvenes y los adolescentes, conductas saludables y asertivas.

Víctor Manuel Cabo, concejal del Área de Bienestar Social y Sanidad,  quiso agradecer a los equipos directivos y profesorado de los Centros Educativos, así como a  las educadoras de la  Ludoteca, la “disponibilidad y facilidades que dan para ejecutar dichas actividades que se engloban dentro de la estrategia de Prevención del tercer Plan Municipal en Drogodependencias y otras Adicciones”, recordó.

La ludoteca es un agente de socialización primario dónde interactúan niños, profesionales y padres, por lo que se convierte en el “medio idóneo para la implantación de programas preventivos y de promoción de la salud”, subrayó el edil. Por ello, vemos necesario trabajar desde éste ámbito para poder llegar a “un mayor número de niños y, por consiguiente, llevar a cabo un trabajo más eficaz”.

Lo que pretendemos desde el Servicio Municipal de Prevención a las Adicciones, es  “proporcionar información sobre estilos de vida saludable favoreciendo hábitos y rutinas a través del juego, mejorar  las condiciones físicas y pedagógicas que permitan un buen ambiente físico y psicológico”, explicó Cabo.

El Proyecto “Desaprendiendo Hábitos” va dirigido a la población adolescente, adaptado a sus necesidades y siendo las actividades más específicas y ajustadas a su realidad. En todo este procedimiento juegan un papel relevante los educadores en la Ludoteca, y los tutores implicados en la acción, ya que estos aportan la “continuidad en el tiempo para que no se convierta en una actividad de carácter puntual”, concluyó el edil.