922 378 400

No hay que lamentar ningún incidente, ni existe riesgo para los vecinos de la zona

Puerto de la Cruz, 3 de mayo de 2017-. En la tarde de ayer se produjo el desplome de un tramo de muro de unos 25 metros de longitud en la obra de adecuación del barranco de Martiánez que realiza el Consejo insular de Aguas de Tenerife (CIATF), a través de la contrata Satocán, sin tener que lamentar ningún incidente o daño material. El muro, situado en la zona de la urbanización el Tucán, se encontraba cerrado al tránsito peatonal por su mal estado y su desplome se produjo desde su base de manera controlada.

2017-05-02-PHOTO-00001446En el día de hoy se trabajará en la zona realizando una acción de choque que consiste en el gunitado de la pared con hormigón y el levantamiento de un nuevo muro en los próximos días. Tanto el Ayuntamiento portuense como el Consejo Insular de Aguas y la contrata, han querido insistir en que no existe peligro para los vecinos y en que la situación ha estado controlada en todo momento, dado que “se conocía de antemano la situación de inestabilidad que tenía ese muro”, confirmaron.

Los técnicos y la dirección facultativa de la obra han verificado que no existe peligro alguno para los vecinos, dada la amplia distancia con los edificios que se encuentran en la zona e insistieron en que ha sido “un hecho controlado y previsible” dado el estado en que se encontraba ese tramo de muro. Asimismo, subrayaron que con la acción de gunitado de hoy y el posterior levantamiento del muro, la zona afectada quedará totalmente estabilizada.

La obra de 2,2 millones de euros que el Consejo Insular de Aguas de Tenerife está ejecutando en el barranco de Martiánez, permitirá disminuir considerablemente el caudal de aguas residuales desde la TF-312 hasta la Playa de Martiánez y con ello los episodios de alivio al mar,  a la vez que desbloqueará en Costas la ansiada regeneración de esta zona de baño, pendiente de ejecución desde el año 2006.